edição:Velho Conselheiro Ze de Mello a 11.12.07

Los portugueses visitan cada vez más la capital pacense para realizar sus compras, cuando años atrás la situación era al revés Los empresarios lusos tienen muy claras las causas del cambio: el euro y la subida del IVA
HOY/ARACELY R. ROBUSTILLO de 6 de Dezembro'07


Hace años que no pisaban sus calles, al menos para estos menesteres. Hoy han vuelto y caminan por la rua de Alcamim con bolsas en las manos como entonces y con las mismas adquisiciones: toallas y sábanas. Justiniano San Juan y Bernardina de la Cruz dejaron de visitar Elvas con la entrada del euro y, tras esta nueva tentativa, han recordado por qué lo hicieron.
«Nos gustaba venir a pasar el día. Hacer algunas compras, comer aquí y luego volver a casa. Sin embargo llegó un momento en el que no nos salían las cuentas y hoy, echando una ojeada a los precios, hemos vuelto a comprobar que trae más cuenta comprar en Badajoz», explica Bernardina que reconoce, no obstante, que la calidad del algodón del género de menaje del hogar portugués sigue siendo inmejorable. Tal vez por eso, de nuevo, pese a ser conscientes de que ya no son ninguna ganga ha vuelto a caer en la 'tentación' pese a que el viaje, en esta ocasión surgió para buscar una nueva cubertería.
Durante años fueron muchos los que, como ellos, visitaban regularmente las calles comerciales elvenses en busca de esos mismos productos que, junto al café, eran el mayor reclamo de la ciudad lusa, tanto por sus cualidades como por su precio.La historia se repite ahora con el escenario inverso y son las familias portuguesas las que acuden a la capital pacense atraídas por la variedad de sus artículos y su importe, proporcionalmente bajo. La guinda de un pastel tan apetecible es el precio de la gasolina, que, en comparación con su país, «está por los suelos».
Alberto Asonso, de 75 años, y Francisco Da Concepción, de 72, son dos testigos de excepción de este nuevo fenómeno. Ambos son vecinos de Elvas y durante toda su larga vida han recibido «con los brazos abiertos», la visita de sus vecinos del otro lado de La Raya.
Negocios que cierran
Sabedores de la importancia que dichas visitas tenían para la economía de su ciudad, apuntan que el descenso en el número de españoles que les visitan con fines comerciales está siendo muy negativo para los profesionales del sector que han sufrido de manera directa la situación.
«En los últimos años hemos visto cómo muchas tiendas y pastelerías cerraban sus puertas por la falta de negocio», afirma Alberto, que admite que él mismo prefiere desplazarse ahora a la 'tercera ciudad más importante de Portugal' para comprar por precios más asequibles bienes muy similares «o mejores» a los que puede adquirir en su país de origen.
Los datos respaldan las afirmaciones de estos ciudadanos y, no en vano, los comerciantes pacenses señalan que dos de cada 10 ventas que realizan en sus tiendas tienen como compradores un habitante del país vecino.Los motivos son meramente económicos o así lo consideran sus protagonistas. Maria Silva trabaja en una tienda textil y reconoce que «la ropa está mucho más barata en Badajoz que en Portugal». Por lo que ella misma no duda en cruzar la frontera para «ahorrarse unos cuantos euros».
La moneda única europea es para Angelica Brinquete, una dependienta de la tienda textil 'O rei dos barateiros', que lleva más de tres décadas trabajando en el negocio, una parte importante de la caída de Elvas a nivel mercantil. Esta veterana apunta, además, un argumento que bien podría contextualizarse en la más profunda picaresca española: «La entrada del euro fue uno de los principales problemas porque ahora la gente compara los precios mucho más rápido ya que la moneda es la misma y por tanto familiar. Años atrás, con el escudo, los españoles se hacían mucho más lío con el cambio y todo les parecía más barato», expone sincera. Justiniano admite que, cuando era cliente habitual, solía estar tan convencido de que todo era 'un chollo' a priori, que pocas veces se paraba a 'echar cuentas' sobre el ahorro que le suponía desplazarse a Elvas a comprar. Ahora, con la perspectiva de los años, subraya, además, la paradoja que supone el hecho de que los precios de muchos artículos portugueses estén por encima de la media de los españoles, «teniendo en cuenta que aquí hay un nivel de vida inferior al nuestro».
El factor IVA
La subida del IVA hasta un 21% en los últimos años tampoco ha contribuído a mejorar la situación, todo lo contrario, y vendedores y compradores son el mejor reflejo de ello. «Lo que ha sucedido en los últimos años con el IVA ha sido una locura. Hemos tenido que subir un poco los precios para compensar, aunque las fábricas se han mostrado sensibles en ese aspecto y han intentado no elevar los costes demasiado, para que sigamos teniendo un margen de ganancia», explica Maria Beatriz Catela, que regenta una tienda llamada Nova Tentaçao, especializada en la que hace años era la 'joya de la corona' de los negocios textiles de su ciudad: las toallas.
Esta empresaria matiza, sin embargo, que la mejor manera de competir ahora es la calidad de su género que atrae al público local y también al español. No en vano, Justiniano y Bernardina están 'echando un vistazo' en este establecimiento.Este matrimonio extremeño admite que, tal vez, no vuelvan a repetir escenario, «en vista de la situación actual», sin embargo, se lo recomiendan a todos aquellos que quieran disfrutar de la buena gastronomía y de un mejor ambiente navideño.

3 comentários:

PB disse...

Como trabalhador da que creio ser a melhor loja de texteis da cidade, penso que este artigo de jornal não está de acordo com o que se passa. Para tal, bastaria a qualquer pessoa ter passado pelo centro da cidade no sábado à tarde, por exemplo. Creio que o artigo está muito parcial defendendo apenas o comércio de Badajoz, aliás, característica habitual no comportamento social espanhol. Eu também o faria e faço pela minha cidae. Obrigado.

canal241 disse...

Realmente nesses dias houve muitos espanhois em elvas, mas quem lucra com isso? os restaurantes! O comercio pouco ou nada, eles passam veêm, comparam preços e qualidade e por vezes até compram, mas pouco, não te iludas trabalhador da loja de texteis...

PB disse...

não é uma questão de me iludir. É simples. Como esotu pordentro sei do que falo. Concordo que o valor deixado nos restaurantes é maior. Mas isso não tem margem para dúvidas. Mas para corroborar o o que digo pensemos porque será que abriram duas novas lojas de texteis no centro. por que sera? Enfim, seja por que motivo creio que o comércio em Elvas não está falido, mas anda doente. Lá isso anda.

Search